Mensaje 9: Violencia orquestada (2)

Compartir en FacebookTwitterCompartir en LinkedInCompartir en Google+

Con la colaboración de Mayra Ortellado

Gran Bretaña y la RAM

La minoría mapuche que constituye la llamada Resistencia Ancestral Mapuche-RAM logró en los últimos años, como por arte de magia, organizarse internacionalmente y reclamar el derecho a constituir la Nación Mapuche. Es decir, reclaman la soberanía sobre esas tierras, que significaría su secesión de la Argentina para constituir una nación diferente.

Su sede estratégica está nada menos que en la británica ciudad de Bristol, donde tiene su dirección central y cuartel general llamado MIL (Mapuche International Leank).

Lo más sugestivo y sospechoso de la moderna pretensión de RAM es que, a todas luces, ese grupo subversivo está apoyado por Gran Bretaña. La segunda característica notable de RAM es que reconoce al reino de la Patagonia y la Araucaria, fundado por Orélie Antoine de Tounens proclamado en 1860, y se han asociado a sus autodenominados “descendientes dinásticos”.

Al respecto y para que no queden dudas de lo que acabo de afirmar, transcribo a continuación los datos consignados por los propios dirigentes de MIL- Mapuche International Link en su sitio de Internet:

Equipo de MIL – Mapuche International Link
Sede de MIL – Mapuche International Link

Obsérvese que, salvo el de Mariqueo, todos los apellidos son ingleses, o europeos en general, pero no mapuches.
Y, lo que es más grave y preocupante aún, el secretario general de MIL, el citado mapuche Reynaldo Mariqueo, es a su vez el “ministro” de Relaciones Exteriores del Gabinete de “Su Majestad” Antoine IV, monarca del Reino de  la Araucaria y la Patagonia.

Bandera del Reino de la Araucanía y la Patagonia
Escudo de armas del Reino de la Araucanía y la Patagonia

No conforme con  ello,  hay otros grupos semejantes que pretenden haber constituido la República Austral, que abarcaría el territorio continental que desde el río Bío Bío, en Chile, y  desde el río Colorado, en la Argentina, hasta la parte de la Antártida reclamada por ambos países, y bastante más al sur y al este, aún.

Territorio pretendido por la llamada República Austral

La pretensión de crear una nación mapuche en la Patagonia argentina y chilena lleva ya varios años y ha tenido manifestaciones esporádicas que, en rigor de verdad, no pueden ser catalogadas de violentas. Pero, desde hace poco, el accionar mapuche ha subido de tono con la aparición de RAM.

La RAM se ha atribuido atentados que son abiertamente delictivos y que se han perpetrado tanto en el territorio argentino como en el chileno. Particularmente en Chubut, la población siente hoy verdadero miedo a que en cualquier momento se le aparezca un grupo de mapuches de RAM encapuchados, le rompan o incendien su negocio, su auto, o su vivienda, en represalia por haber denunciado sus actos violentos, o para lograr su silencio ante ellos. Según las quejas recibidas, ante esos actos vandálicos, la Gendarmería nada hacía hasta que el “caso Santiago Maldonado” vino a despertar el interés del Ministerio de Seguridad de la Nación.

La situación es tal, especialmente en Chubut, que la mayoría de los mapuches, que es pacífica, reclamó hace pocas semanas que actúe la Gendarmería Nacional para proteger sus propias vidas y propiedades de las represalias que sufren a manos de la RAM.

Ese accionar terrorista de grupos mapuches llevó a Chile a iniciar acciones penales contra Jones Huala, que aparece como jefe de RAM. Huala vive en una de las comunidades mapuche de nuestra provincia de Chubut, por lo que el gobierno de la señora Bachelet debió pedir la extradición del jefe de RAM. Sobre dicho pedido chileno debe expedirse ahora la Corte Suprema.

Para presionar a la Corte a fin de que no extradite a Huala, RAM ha desencadenado la citada serie de actos abiertamente criminales, cuya mera enumeración es suficiente para encender todas las luces rojas del caso.

Así:

a)- Hace casi un mes, unos 20 miembros de RAM, encapuchados y armados con palos y piedras, destrozaron la casa de Chubut en Buenos Aires.

b)- Han recrudecido las tomas violentas de tierra por parte de integrantes del RAM, en especial en la provincia de Chubut, pero sugestivamente nunca han usurpado ni reclamado tierras de propiedad de ciudadanos británicos, como es el caso de Joseph Lewis (el mayor terrateniente extranjero de esa provincia), sino que se han dirigido a otras empresas extranjeras como la italiana Benetton.

c)- Hace unas 4 semanas, el grupo RAM incendió un puesto de la estancia “El Maitén”, de propiedad de Benetton, ubicada en la localidad de Epuyén. Al encargado del puesto lo maniataron y lo dejaron abandonado en una camioneta que rociaron con nafta.

d)- El viernes 4 de agosto, la radio LU 17- Puerto Nuevo de Puerto Madryn denunció que en la ruta 40, al norte de Esquel, una mujer que circulaba por ese camino fue agredida por el grupo RAM que la amenazó y rompió los vidrios de su vehículo.

e)- También hace unos 30 días, un “comando” del grupo RAM atacó e incendió la estación Bruno Thomae del ferrocarril “La Trochita”, a 26 kilómetros del Maitén, en territorio chubutense, destrozándola totalmente.

f)- Para la misma época, la RAM incendió y destruyó un refugio de guarda parques en territorio chubutense.

g)- Por otro lado, el diario Jornada de Trelew, denunciante de los atropellos de la RAM, sufrió pintadas y rupturas en su cede, el corte de los tensores de la antena de su radio FM Tiempo y un auto de ese diario fue atacado en Trelew con una bomba molotov.

h)- Finalmente, la citada radio de Puerto Madryn entrevistó al intendente de esa ciudad, quien aseguro que en varios de esos atentados, sus autores encapuchados hablaban con acento centroamericano. ¡Extraños mapuches que hablan con acento extranjero!

Todo ello culminó el lunes 7-8-17 cuando un grupo de unos 20 integrantes de RAM, encapuchados y con palos y otros elementos agresivos en sus manos, se reunió frente al Congreso de la Nación y atacó indiscriminadamente a negocios, fuerzas de Seguridad, vehículos de particulares y aún a móviles de la televisión que filmaban su vandalismo.

Recién cuando la RAM hizo su presencia en plena Capital Federal, los medios de comunicación masiva le dedicaron el espacio suficiente como para que nos enteráramos de esta peligrosa escalada de violencia, que muy probablemente impulsa el servicio secreto de inteligencia británico, el MI6.

Lo dicho no deja lugar a dudas sobre lo ya anticipado: la acción de RAM constituye toda una escalada de violencia, con la particularidad de que su cede central está en una ciudad británica, y sus “soldados” podrían ser, al menos en parte, mercenarios extranjeros.

Sin exagerar, ni caer en teorías conspirativistas, es imposible desligar la acción de los mapuches de otros hechos que también son de constatación diaria, y que avalan la sospecha de que algo desagradable se está preparando contra nuestro país.

Un resumen de esos hechos es:

1.- Tal como lo ha demostrado la investigación de campo que realizó en enero de este año nuestro Instituto de Política Internacional – IPI “La Hora de los Pueblos”, entre 1980 y 2000 han “visitado” la rica zona de los lagos cordilleranos de la Patagonia argentina unos cien mil militares israelíes, que se hicieron pasar por turistas mochileros. Y desde 2000 hasta la actualidad, se calcula que ha venido a esa zona otra cifra semejante de “turistas” israelíes, esta vez como pasajeros de hoteles, ya no en carpas.

Sea casualidad o no, lo cierto es que, donde RAM está produciendo sus mayores actos de violencia es en la localidad de El Maitén, que se encuentra a solo 50 kilómetros de Lago Puelo. Y Lago Puelo es el pueblo chubutense en el que se ha concentrado en forma muy sugestiva el “turismo” de militares israelíes en los últimos 10 o 15 años. Según la mencionada investigación que hemos efectuado, sólo en el Hostel Onda Azul de Lago Puelo se han albergado, en los últimos 12 años, 41.000 “turistas” militares israelíes.

Quien desee conocer más detalles de estas sugestivas visitas de militares israelíes puede adquirir el folleto titulado “Turismo militar israelí en la Patagonia”, que el IPI La Hora de los Pueblos ha editado, solicitándolo por correo electrónico a
institutolahoradelospueblos@gmail.com

2.- También el IPI La Hora de los Pueblos ha investigado las actividades y la compra masiva de tierras en la provincia de Chubut por parte del millonario británico Joseph Lewis. Como se recordará, el señor Lewis posee una estancia en la zona chubutense denominada Playa Dorada, sobre la costa atlántica. Y lo más sugestivo y preocupante es que, a sólo 1500 metros de la costa, ha construido una pista de aterrizaje con capacidad para que operen aviones de gran porte, incluido el Hércules 130 de transporte militar. El tamaño de esa pista equipara al de nuestro Aeroparque de la ciudad de Buenos Aires y, por si fuera poco, tiene el extraño privilegio de que ni la Fuerza Aérea, ni el Ministerio de Defensa, ni el Ministerio de Transportes controlan el despegue y aterrizaje de aviones en ella, a pesar de estar bastante cerca de nuestras Islas Malvinas. Según el estudio que estamos realizando, Lewis ha comprado también tres estancias que rodean y bloquean totalmente a nuestro Lago Escondido, en plena Cordillera de Los Andes y muy cerca del límite con Chile.

3.- Como es sabido y lo hemos denunciado oportunamente, el actual gobierno nacional ha suscripto un compromiso o convenio internacional con EEUU, por el cual esa potencia extranjera instalará dos bases militares en nuestro territorio: una en Puerto Iguazú, que es el corazón de la Cuenca del Plata y del Acuífero Guaraní; y la otra en Ushuaia que, junto con las islas Malvinas, son las cabeceras de puente obligadas y óptimas para el control y explotación del Atlántico Sur y sus islas, el Pasaje de Drake y la Antártida.

4.- A ese peligroso acuerdo se suma el posterior convenio firmado por nuestro país, también con EEUU, por el cual una comisión binacional, formada por representantes de la Argentina y de la Guardia Nacional de Georgia (de EEUU) se hará cargo de la seguridad interna de nuestro país, en caso de conmoción social o quiebre del orden de cualquier origen que fuere. Para ejemplificar, si RAM produjera hechos de violencia que perturbaran el orden público con actos de envergadura, quien debería actuar sería esa comisión controlada por EEUU, y no el Ministerio de Seguridad argentino.

5.- En un reciente reportaje publicado por la televisión venezolana, el investigador y periodista francés Thierry Meyssan ha revelado los planes norteamericanos para desestabilizar y destruir a las sociedades de los países que desea dominar. Al respecto Meyssan ha estudiado el caso de Siria, para lo cual se ha instalado permanentemente en Damasco, y antes lo hizo en Beirut, desde hace al menos 5 años.

Meyssan afirma que EEUU está provocando el enfrentamiento de sectores internos del país a destruir, y lo hace en base a dos artimañas propias de los servicios de inteligencia:

a)- Provoca manifestaciones de protesta. Infiltra francotiradores, debidamente escondidos, en esas manifestaciones de la oposición. Un grupo de ellos dispara contra las fuerzas de seguridad del gobierno, y otro contra los manifestantes de la oposición. De ese modo logra un enfrentamiento de violencia creciente y destructiva entre los grupos políticos enfrentados.

b)- Simultáneamente, y gracias a artilugios digitales, hace creer a una parte de la población que, en alguna ciudad vecina, se están produciendo graves disturbios o multitudinarias manifestaciones contra el gobierno, con lo cual crea la sensación de caos nacional.

6.- Meyssan ha logrado documentar algunas de esas acciones u operativos de inteligencia que EEUU provoco en los últimos años en Siria y que hoy, al parecer, está repitiendo en Venezuela.

También se pueden consultar otras dos notas de Thierry Meyssan en:
a)- Red Voltaire del 15-8-17: Interpretaciones divergentes en el campo antiimperialista.
b)- Red Voltaire del 22-8-17: El proyecto militar de Estados Unidos para el mundo.

Nuestra inquietud es si EE. UU., o Gran Bretaña o Israel las repetirán también en la Argentina en los próximos tiempos, aprovechando a RAM o a algún otro grupo violento.

7.- Otro ejemplo de la forma en que los servicios secretos de inteligencia “occidentales” han destruido a los países que desean dominar es el de la llamada “Primavera Árabe”. Ello fue particularmente visible en las revueltas que provocaron en Egipto y en Libia, y hubieran logrado también hacerlo en Siria si el presidente Baschar El Assad, sin duda ayudado por Irán y Rusia, no hubiera destruido el plan “occidental” de aniquilar también a ese país árabe.

8.- La privatización increíble y totalmente innecesaria del último satélite argentino (ARSAT), que dejará en manos “occidentales” las transmisiones de televisión y otras, debe ser indispensablemente inscripta entre las posibilidades de que EEUU y su servicio secreto la utilicen en el futuro para inventarnos una “primavera argentina”. Insisto, es solo una posibilidad, un temor, pero no disparatado.

Tercera cuestión: el caso de Santiago Maldonado

Como una faceta más del delicado problema que se ha creado con la situación de los mapuches y, especialmente, con la violencia sistemática ejercida por RAM, a lo ya dicho se agrega ahora la grave situación creada por la desaparición del artesano y sostenedor de las exigencias mapuches Santiago Maldonado.

Para desgracia del joven Maldonado, su desaparición ha sido politizada tan irresponsable como generalizadamente por ambos bandos. De modo que, ahora, su suerte depende de intereses políticos, no siempre confesables, y no humanitarios como debería ser.

Nos queda rogar a Dios que aparezca con vida, por él y por nuestra patria.

Anexo: Editorial de LA NACION del 13-8-2017

El mismo día de las PASO (el domingo 13-8-17) el diario porteño LA NACION publicó una extensa nota editorial, cuyo inocultable objetivo es sacar réditos políticos subalternos del accionar de RAM, de su disparatada exigencia de una Nación Mapuche y de la desaparición de Santiago Maldonado.

a)- En primer lugar, el diario LA NACION hace mención a ciertas ceremonias de los pueblos precolombinos que habitaban nuestro territorio, que incluían sacrificios humanos. Para ello pone énfasis en los aspectos más crueles de esas ceremonias antiguas, para concluir que desde entonces se ha experimentado un notable “progreso moral” gracias a la “civilización occidental”.

Con el tradicional lenguaje almibarado de LA NACION, lo que se está afirmando, como metamensaje, es que los blancos vinieron a salvar a los pueblos originales del salvajismo, argumento ideal para descalificar luego sus reclamos sobre las tierras de sus mayores.

Según la nota editorial que comentamos, los pueblos precolombinos no conocían los valores morales, y recién supieron de ellos por la presencia y la “predica” de los blancos. De esa forma, cae en el maniqueísmo interesado e inhumano que Domingo Faustino Sarmiento bautizara como “civilización y barbarie”.

Para cumplir con ese maniqueísmo sarmientino, LA NACION olvida que, al lado de los actos rituales inhumanos de los pueblos precolombinos, existieron otros semejantes de los blancos “civilizados” que, en muchos casos, llegaron al exterminio casi total de los llamados “indios”, pero no como una ceremonia ritual, sino por el vil negocio de la esclavitud o la semi esclavitud. Vaya por caso lo sucedido con los huarpes sanjuaninos: ya no existen, simplemente porque los enviaban a trabajar (y morir) en las minas de cobre de Chile en condiciones infrahumanas.

En todo caso, aquella época era violenta de ambos lados, no solo del de los precolombinos.

b)- En segundo lugar, y con cierta bajeza, el matutino porteño agrega que “en los años setenta, grupos violentos rechazaron esos valores, usando el terror para subvertir la democracia en nombre del socialismo nacional. Y, ahora, la Resistencia Ancestral Mapuche “RAM” llama a la resistencia para reivindicar derechos territoriales…”

Nuevamente el sectarismo y maniqueísmo interesados del diario LA NACION le hacen olvidar algunas precisiones:
La violencia de los grupos armados que actuaron durante las distintas dictaduras militares que dominaron nuestro país por la fuerza bruta, y hasta fusilaron a sus opositores, entre septiembre de 1955 y el 25 de mayo de 1973 en que asumió un nuevo gobierno constitucional, mal puede catalogarse de subversiva ya que esos gobiernos militares, o cívico-militares, fueron los que primero pisotearon las leyes y la constitución y subvirtieron el orden legal. De modo que luchar contra ellos fue legítimo.

Al respecto, permítaseme citar las enseñanzas de Santo Tomas de Aquino, quien hace nueve siglos enseño que la violencia contra el tirano está justificada en determinados casos. Y los civiles y militares que gobernaron entre 1955 y 1962, y entre 1966 y el 25-5-73 eran tiranos en el más puro y preciso sentido del término.

Además, debe tenerse presente que la expresión “socialismo nacional” no fue usada por los guerrilleros, como pretende LA NACION, ni antes ni después del 25-5-73, sino por el ex presidente Perón y sus partidarios. Todos los grupos guerrilleros, tarde o temprano, abrazaron las ideas de Marx, no las de Perón.

c)- Más adelante, la editorial del diario LA NACION muestra la hilacha: lo que trata de hacer es deslegitimizar el reclamo de los pueblos originales de que se les reintegre las tierras que les pertenecen en estricta justicia. Para ello, LA NACION recurre a dos argumentos de la misma debilidad y bajeza que los anteriores:

Compara dicho reclamo de tierras con la actitud del actual presidente norcoreano Kim Jong-un, comparación que no tiene ni pies ni cabeza.

Y se saca definitivamente el disfraz cuando niega que existan realmente pueblos originarios, argumentando que “la evolución humana incluye desplazamientos, dominaciones, extinciones, connubios (matrimonios), e himeneos (bodas)”.

En la práctica, LA NACION nos está diciendo que el despojo de tierras que sufrieron con violencia los habitantes precolombinos fue solo obra de la evolución, de los desplazamientos y de los pacíficos casamientos entre una india y un soldado blanco, y que nunca se usó la violencia para ello. El grado de hipocresía que esas afirmaciones significan queda para ser evaluado por el lector.

Finalmente, LA NACION pretende asimilar y confundir el legítimo reclamo de recuperar la propiedad de sus tierras, reclamo que es común a todos los mapuches y a todos los pueblos precolombinos, con la pretensión de RAM de crear una nación propia en el territorio patagónico. Y éste es el meollo de la cuestión según adelanté, porque el reclamo de esas tierras es legítimo en la inmensa mayoría de los casos, mientras que la pretensión de separarse de la Argentina y formar una nación aparte es un disparate y un delito funcional a los intereses visibles de potencias extranjeras que buscan desestabilizarnos… justo en la Patagonia.